Innovación y sostenibilidad, ejes centrales en los resultados del proyecto H2020 AgriForValor

Posted on Posted in eventos, noticias

La sede de COPA-COGECA acoge la conferencia final del proyecto en la que se presentan los resultados

Fomentar una agricultura y silvicultura competitiva y sostenible, potenciando la bioeconomía circular a través de la creación de cadenas de valor, ha sido uno de los grandes retos del proyecto AgriForValor. Así se puso de manifiesto en la Conferencia Final celebrada el pasado 6 de julio en Bruselas, en la que se expusieron los principales logros y los aspectos más destacados de este proyecto financiado con Fondos Europeos H2020. La sede de COPA COGECA (la organización europea que agrupa las cooperativas y entidades agrarias para defender sus intereses ante las autoridades europeas) sirvió para acoger este encuentro internacional en el que se mostraron los resultados de este ambicioso proyecto que ha buscado conectar a los profesionales de la agricultura y la silvicultura con los centros tecnológicos y de investigación, empresarios y otros actores de este ámbito para crear redes de colaboración con el fin de innovar en materia de valorización y explotación de la biomasa agroforestal, y buscar nuevos mercados de negocio en esta materia.

Más de 40 personas asistieron a este encuentro. El acto de inauguración fue abierto por José Ruiz-Espi, de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, quien aseguró que la bioeconomía es parte central de la estrategia de crecimiento de la Unión Europea para esta década y la programación de los proyectos de innovación e investigación en esta materia tiene una importante planificación y financiación por parte de Comisión Europea.

Tras él, Sirpa Karjalainen, de la Asociación Europea de Innovación para Productividad y Sostenibilidad de la Agricultura (EIP-AGRI) de la Comisión Europea, analizó los proyectos H2020 de la Unión Europea, el principal programa de financiación de la Comisión para la Investigación e innovación en el periodo 2014-2020. Señaló que proyectos como Agriforvalor destacan por tener múltiples actores (agricultores, asesores, investigadores, industria, ONGs, centros de conocimiento…) y ser redes temáticas en las que participan socios de, al menos, tres países o regiones de la Unión Europea. En el caso de Agriforvalor, el proyecto ha establecido tres nodos de innovación de biomasa en Irlanda, Andalucía (España) y Hungría. El objetivo de todos ellos es recopilar conocimiento y buenas prácticas existentes, transformar estos datos en información útil y ponerla a disposición de todos los interesados.

Finalmente, el secretario general de COPA COGECA, Pekka Pesonen, quiso centrar su intervención en la importancia de la transformación tecnológica para los agricultores y los silvicultores, considerándolo uno de sus grandes retos.

Tras el acto de inauguración, los directores de los nodos de innovación, junto con el coordinador del proyecto, Hartmut Welck, expusieron los principales retos y logros de este proyecto. Poner en contacto los multiactores (agricultores, silvicultores,…) con centros de innovación e investigación, conocer las necesidades reales y el potencial específico de la biomasa agroforestal, y crear nuevas ideas de negocio o implementar las existentes, han sido los ejes centrales de este trabajo. Para ello, se realizó un estudio DAFO en cada región, se analizaron los mejores casos prácticos, se creó una herramienta online interactiva de valorización de residuos agrícolas, se realizaron talleres formativos y se monitorizaron algunos modelos de negocio. Fruto de este trabajo el consorcio europeo CommBEBiz reconoció el potencial innovador e investigador del proyecto AGRIFORVALOR  otorgándole el galardón “CommBeBiz Business Awards2017”, por su herramienta interactiva “Sidestream Value Tool”.

En el nodo andaluz, Cristina Cabeza, coordinadora del proyecto en Andalucía, destacó el intenso trabajo realizado durante estos 30 meses en los que se pusieron en marcha diferentes talleres formativos (sobre financiación, legislación, ), jornadas de trabajo, asesoramiento y formación por parte de los socios andaluces… Asimismo, destacó la reunión de coordinación de los socios del proyecto en octubre de 2017 o la organización de la misión internacional a Andalucía, ese mismo mes, en la que se dieron cita empresarios, investigadores y miembros del consorcio internacional para poner en común experiencias empresariales, proyectos en marcha y proyectos en fase de implantación relacionados con la bioeconomía y la valorización de  residuos agrícolas y forestales.

Los resultados, incorporados en la Estrategia Andaluza de Bioeconomía

Cristina Cabeza agradeció el trabajo realizado por todos los socios andaluces implicados en este proyecto: Asociación de Empresas Forestales y Paisajíticas de Andalucía (AAEF), la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía y el Gabinete de Iniciativas Europeas (GIESA). Asimismo, destacó la repercusión de este trabajo de investigación en las políticas futuras a nivel regional, cuyos resultados están siendo incorporados a la Estrategia Andaluza de Bioeconomía que se prepara en la actualidad. De este modo, el nodo andaluz se siente satisfecho de que su trabajo tenga una repercusión real y continuidad en el futuro de la valorización de la biomasa en Andalucía.

Premios a los mejores modelos de negocio

Otro momento importante de este día fue la ceremonia de entrega de los premios a los mejores modelos de negocio en cada una de las regiones participantes. En Andalucía, la Cooperativa Agraria San Isidro de Loja obtuvo el premio por el Grupo Operativo creado para valorizar los residuos del olivar como fertilizantes orgánicos. En este proyecto de agro-innovación circular han intervenido, además, la Universidad de Granada y la Estación Experimental del Zaidín (CSIC)

El premio fue recogido por Antonio Rodríguez (cooperativa agraria San Isidro de Loja), Jose Antonio Camacho (Director del Instituto Universitario de Investigación de Desarrollo regional de la Universidad de Granada) y Mercedes Rodríguez (vicedecana de investigación de la Universidad de Granada). Todos ellos destacaron este proyecto de bioeconomía e innovación social, con una clara apuesta por la eficiencia, la sostenibilidad local y la competitividad y agradecieron el reconocimiento a este trabajo.